El nuevo rector de Vigo fue obradoirista

Hace unos días hubo elecciones para elegir a los nuevos rectores de las universidades de Santiago y de Vigo. Los ganadores en los comicios han sido Antonio López -en la USC- y Manuel ‘Pachi’ Reigosa en la institución viguesa. El primero es profesor de Derecho Financiero, mientras que Reigosa imparte docencia en el campo de la biología. Pero el rector electo de Vigo es también un apasionado del basket. Y uno de los equipos en los que jugó de joven es… ¡el Obradoiro! Por eso tiene un hueco en la Obrapedia.

Debo comenzar este artículo reconociendo que me he enterado del pasado obradoirista de Pachi Reigosa por una entrevista en Faro de Vigo. En ella, se hace referencia a que Reigosa “jugó desde crío en numerosos clubes vigueses y, junto a Quino Salvo, en el Obradoiro que se proclamó campeón gallego”. Al leer esto me llamó la atención porque no recordaba a ningún “Reigosa” entre los integrantes del primer equipo del Obra en los años 70 o 80, que por su edad es cuando le correspondía haber jugado en el club. Pero mucho más extraño me parecía que un profesor universitario se inventase haber jugado en el Obradoiro, cuando la propia entrevista indicaba que también estuvo en otros equipos como el Bosco de Vigo, el Celta o el Porriño. Así que tocaba investigar.

DD010E84-8D08-4F7A-A12A-465D946E9AE5
Pachi Reigosa (izquierda) y Alfredo Pérez en un equipo del Bosco de Vigo, en 1978 (Foto: Facebook Bosco Vigo)

Y la búsqueda dio sus frutos. Efectivamente, el rector electo de la Universidad de Vigo jugó en el Obradoiro. Fue en su equipo junior en la temporada 1976-77. Y también es cierto que aquel equipo se proclamó campeón gallego. Es más, los integrantes de aquel junior consiguieron jugar el campeonato de España tras ganar un sector, que era una especie de campeonato previo entre equipos de diferentes comunidades autónomas. Porque en aquella época el campeonato de España sólo lo jugaban 12 equipos y eso significaba que no todos los campeones autonómicos lograban jugarlo.

El del Obra era un gran equipo. El líder era el recordado Quino Salvo, que poco después inició una gran trayectoria en el basket profesional como jugador y a posteriori como entrenador. También jugaban en aquel junior varios chicos que más tarde integraron el primer equipo del Obradoiro, como Eduardo Echarri, Julio Bernárdez, Moncho Novoa o Luis Chao. El entrenador era José Manuel Couceiro.

B50AC0A8-D7F1-4A04-9885-913DBA8DFBB1
Junior del Obradoiro 1976-77, dirigido por Couceiro. Pachi Reigosa es el primero por la derecha en la fila de arriba, al lado de Quino Salvo (Foto: Luis Alberto Rey Lama)

Como tantas otras veces, una llamada a Julio Bernárdez me sirve para salir de dudas y confirmar algunos detalles. ¿Cómo era Pachi Reigosa en la pista? “Era un jugador muy fuerte, con mucha intensidad, aunque es cierto que jugaba más por dentro y era bajito para esa posición”, me explica Julio. Pachi no llegaba al 1,90. Pero aquel equipo junior tenía una forma de jugar especial, made in Couceiro, que volvía locos a los rivales. Todos los jugadores tenían una altura similar (podéis comprobarlo en la foto) y por eso intercambiaban sus posiciones a lo largo del partido. El base de repente se ponía de pívot y viceversa.

El junior obradoirista ganó sin problemas el sector interautonómico celebrado en el pabellón de Sar y se clasificó para el campeonato de España que se jugaba en Huelva. Todo un premio para esos chavales que mayoritariamente estudiaban en la universidad compostelana. Otra cosa fue lo que pasó en tierras onubenses. Equipos con tipos que pasaban de los dos metros, misión más que imposible para los chicos del Obra. Por ejemplo en el grupo del Obra estaban el Real Madrid, que se plantó allí con Fernando Romay, Llorente o Iturriaga; el Joventut, que tenía al fallecido Tato Abadía; o el Estudiantes. El campeonato lo ganó el Barça y al Obra le cayeron unas cuantas palizas. Pero que les quiten lo bailao.

2018.04.23-Pachi Reigosa rector de Uvigo
Pachi Reigosa, en el centro, en una imagen actual (Foto: CRUE)

La siguiente temporada Pachi Reigosa dejó el Obradoiro aunque continuó jugando al basket. De hecho, poco después (en la temporada 1978-79) volvió al viejó pabellón de Sar para enfrentarse al Obra. Esta vez lo hizo con la camiseta del Bosco vigués, compartiendo vestuario con ilustres del basket como Tonecho o Alfredo Pérez. Aquel partido lo ganó el Obra (75-71) y el ahora rector electo fue eliminado por faltas personales.

Como curiosidad, el que será máximo responsable de la Universidad de Vigo sigue ligado al baloncesto. Es entrenador en el club Básquet Rías Baixas, en cuya web su nombre figura como coach del equipo senior masculino Rías Baixas Verde“Me libera la cabeza y es muy bonito trabajar con gente joven en deportes de equipo porque se transmiten los valores del esfuerzo colectivo”, cuenta Pachi Reigosa en la entrevista antes mencionada cuando se le pregunta por el deporte de la canasta. ¿Usará los conceptos baloncestísticos al frente de la universidad viguesa? ¿Pedirá tiempos muertos? ¿Utilizará la “caja y uno” en el claustro? Pronto lo sabremos, en cuanto este exobradoirista pase a dirigir una institución con más de 20.000 estudiantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: